EL 16 DE MAYO DE 2013 CIERRA SUS PUERTAS LA CASA TEATRO DE POPAYÁN ... GRACIAS A TODOS AQUELLOS QUE LE DIERON VIDA DURANTE DIEZ AÑOS!!!

PERO NUESTRO TRABAJO ESTÉTICO SIGUE PRESENTÁNDOSE SIN PARAR EN NUESTRA "CASA TEATRO DE BOGOTÁ" EN DONDE LOS ESPERAMOS PARA QUE CONTINÚEN VIVIENDO EL VÉRTIGO DEL "TEATRO VIVO"

CONVERSATORIO: EL PERSONAJE VIVO; EL RIGOR DEL PSICODRAMA

7 de julio de 2008

EN TÉRMINOS GENERALES

El personaje vivo siempre ha sido tema de discusión entre los actores de la compañía, pues al parecer no existe un camino o una guía que indique como lograr esta clase de personajes teatrales, al parecer este camino va ligado al organismo del actor, donde él es el único que conoce cuál es el camino para culminar este proceso; sin olvidar que la formación escénica impartida por la compañía da las herramientas de exploración necesarias para el buen desarrollo en la escena. En el espacio a conversar los actores comentaron cada una de sus experiencias personales en la escena y se logra la concordancia que el personaje vivo cuenta con las siguientes características

DE LA VIDA EN UN ESPACIO ESCÉNICO.

El teatro siempre ha contado con cuatro elementos básicos para conformarse; el espacio, la dramaturgia, el actor y el público. Pero es el primero el que nos interesa en este punto, pues el personaje vivo se presenta en cualquier espacio influenciado fuertemente por el cuadro teatral, donde la percepción del público deja de estar en plano general para entrar en un primer plano con el actor, logrando así que el detalle interpretativo sea milimetrado, al igual que el escenográfico y de caracterización.

DEL CANSANCIO

Una de las grandes debilidades del hombre es que el cansancio llega y muchas veces éste no llega desde el personaje; llega desde el actor por lo cual el actor del Teatro Vivo debe estar en la capacidad física y psicológica para soportar horas extenuantes en escena, mantener muchas veces un personaje fresco, después de 20 o 30 grupos es uno de los objetivos puntuales del artista vivo.

DE LA REENCARNACIÓN

Suele suceder que un actor se engaña con facilidad por su misma fe y piensa que logra exteriorizar un personaje encargado, es importante creerse el cuento pero también es importante que el otro me crea. En escena el actor que no se entrena entra con descuido a la inconsciencia, ya sea corporal, vocal, etc., pensar que la reencarnación se logra simplemente con decir un texto o interpretar unas cuantas líneas es un error fatal; la reencarnación existe si y sólo sí un actor logra trasmitir, contagiar, impregnar la verada de la dramaturgia por medio de la vida en escena a un público asistente.

Al parecer la reencarnación suele generar en el actor un pensamiento aparte de él mismo; donde en la escena el que prima es ese ente que a veces se niega y se oscurece y otras veces brilla con la dramaturgia en cada una de las palabras y acciones dirigidas por el pensamiento. El teatro vivo hace que el personaje genere una vida a parte, que en algunos casos puede lograr una concordancia con la vida del actor o ser totalmente diferente.

DE LA PERICIA PARA RECORDAR

Muchas veces cuando escuchamos hablar a un actor del Teatro Vivo se nota un cierto nivel de disociación con los personajes; siempre se habla del personaje en tercera persona, se habla de un ente externo como si no hubiera sido la misma carne del actor la que ha interpretado y dado vida a otra esencia dramática. Al parecer son los recuerdos los que hacen que entremos en un proceso de inconsciencia de la conciencia, es decir, cuando un el interprete está soportando una escena deja de ser él para reencarnar en otro ser que sólo él conoce a la perfección. Recordamos eventos que son nuestros y los vemos desde una perspectiva que nadie más tuvo en ese espacio tiempo; de igual forma lo hace el personaje.

DE LA ESTRUCTURA

Muchas veces como actores del teatro vivo hemos escuchado desde la dirección que no se nos otorgará un texto como tal, un libreto que debemos seguir con cabalidad, un guión de hierro, eso no es la prioridad. La estructura debe servir como una guía para el desarrollo de una performancia, así el actor comprenderá que el universo dramático por el cual se podrá desplzar y vivir.

DE LA SICOLOGÍA

Surge en los actores nuevos la preocupación de poder llegar a estados críticos de sicología, donde la confusión entre la ficción del teatro y el desarrollo actores se mezclen en una sola. Es curioso observar como en la historia del teatro vivo y en sus actores formados no ha acontecido nunca un suceso de esta magnitud; pues los mismos talleres de formación hacen que el intérprete busque siempre criticar el personaje, pero al tiempo vivirlo de una manera que indique un cambio total en la sicología.

LA EXPERIENCIA

Durante la conversación cada actor trajo sus experiencias escénicas que incluso el director desconoce. Por eso decimos que el actor debe estar en la capacidad de dar vida a cada uno de los personajes que se le otorgue, logrando muchas veces la diferenciación de cada uno de ellos, incluso de traerlos a la vida en segundos. La virtud del teatro vivo está en la fe que se tiene por un personaje; no existe un proceso técnico para llegar hasta ahí, pero si sabemos que el personaje vivo surge desde la sicología, no desde el cuerpo, surge desde el dolor, desde el llanto, desde la confusión…



4 comentarios:

Elly Yicela M. (Actriz Grupo San Agustín) dijo...

Para empezar lo de Teatro Vivo me gustó, las vivencias de los compañeros y el hecho de compartirlas con nostros. Teatro Vivo es una forma de salir del mundo social y entrar a un mundo ficticio de tener ciertas características para el personaje y olvidarse de sí msimo: en mi forma de ser y entrar a ser parte de la vida de un personaje. a pesar de tener pocas vivencias me sorprende de como Tatiana, un ejemplo de muchos de los que hay, olvidó ser ella y entro a se rparte de cierto persaonje pero el cansancio físico del actor es para mi un impedimento para lograr entrar en el personaje totalmente, otro impedimento es la pena: que me vean actuar, el hecho de pegarle a otra persona.
Por mi parte yo no particié en el conversatorio, me sentía instegura pero huvo momentos que sentía quería hablar, pero me dasanimaba, no sabía como participar en él.

Neiffy dijo...

Hoy es el primer día en que asisto a un conversatorio de la Casa Teatro de Poapyán y pues entendí que es un espacio en donde se puede hablar abiertamente de algún tema y el del día de hoy fue el psicodrama un tema muy interesante que practimente toma la fomra de un abanico que poco a poco se va abriendo y entendiendo mejor; en los días anteriores estuve pegada a mi computador visitando las páginas web de la Casa Teatro de Popayán y la de Bogotá y entre a los Links entontrando una lecura de psicodrama, lo leí concnetradamente y me apoyé mucho en otras lecturas que leí en libros, diccionarios y el mismo internet, todo lo leido en los días anteriores me ayudo en el conversatorio a entender todo lo que hablaban William y Tatiana, pues ambos conversaban con un vocabulario muy amplio que no había leido nada.

EN mi primera participación hablé sobre mi experiencia con Frida Kalho en la " Profesora Castellana" agregé que yo me sentí como aquel presonaje y que tal vez hice un personaje vivo auqnue sea por un momento; En mi sefunda participación hablé sobre una de las barreras que obtiene un actor al quere hacer un personaje vivo, es el miedo de volverse como el personaje pues mi experiencia como Martina fue mi miedo de no volverme una fracasa como ella.

Me llamó mucho la atención dos participaciones de dos compañeros: Tatiana "el personaje vivo es un diario vivir" y el otro es un compañero que no recuerdo muy bien el nombre pero dijo una frase que les enseño Mauricio Suárez que es " el actor es aquel que asume cualquier personaje", esas dos oraciones me dejaron marcada y me abrieron otra ventana que Juan Carlos mencionó que en la Casa Teatro la amistad se pudre y me dije "que frios".
Tal vez el hacer vivir un personaje es entregarse a un papel, sentirlo y vivirlo, es... amarlo aunque no se queria o tal vez odiarlo y digo odiarlo porque el odio es más fuerte que el amor y es aquí en donde se mezcla una gran cantidad de sentimeintos tanto de alegrias y tristezas y permiten al actor regalarle el alama al personaje. Así que no se sí odiar o amar al personaje, sólo sé que sea cual sea debe entregarle el corazón a la hora de interpretar esa otra persona, cosa o animal.
Creo que el vivir un presonaje es como un huevo una vez abiero no peudes creerlo pues el sentir el persoanje cambia tu vida actoral, debido a que una vez lo logres con uno lo haras con todos así no odia al personaje.

NEIFFY VANESSA LÓPES
Actriz Grupo San Agustín

Mauricio Suárez dijo...

Que interesantes aportes de nuestras actrices del Grupo de San Agustín; chévere que se vinculen al conversatorio y sobre todo si creen que el arte escénico puede ser su opción de vida.

Leí el artículo de conclusiones del conversatorio y es rico en experiencias y formas de ver el Personaje Vivo; lo que me preocupa es que no se detecta una capacidad para asumir como cierto un proceso creativo que en su aplicación meta-cognitiva pueda ofrecer resultados tanto al intérprete como a la Compañía; como en el caso de la Compañía en Bogotá, explorar un plan maestro que a su vez es un proceso de construcción de personajes arrojando resultados muy interesantes en la escena.

Hay que pensar más en ciencia que en corazón...

Mauricio

Yennifer Bibiana Gaviria. dijo...

ELLOS SON MIS AMIGOS
Al parecer, no es necesario de una célula femenina y una masculina para dar vida a un ser. Hace años llegué a un extraño lugar de paredes que constantemente cambiaban de color, donde la gente llegaba y decía que no amaba a sus hijos, pero luego se iban y los dejaban abandonados al olvido, tal vez en fotos algunas se recordaban pero siempre con una lágrima por la nostlagia del pasado. Recuerdo la primera vez que me dijeron que otro ser habitaría en mí, carne de mi carne. No comprendía cómo iba a hacer para dale vida a esa nueva vida. El director de ese lugar me dijo que el ser que estaba naciendo dentro de mí era extraño, una mujer solitaria, características que me impactaban. ¿Cómo iba a saber como sería mi hijo? Al parecer aquel director era un viajero del tiempo que me daba características de cómo iba a ser mi hijo en el futuro.
El tiempo no se detenía y en ese lugar los gritos de nuestros hijos, sus primeros pasos, sus primeras lágrimas hacían que nosotros, sus padres, nos esforzamos por enseñarles todo lo necesarios para que ellos encontraron el mundo al que debían pertenecer, claro está que con ayuda del viajero del futuro "el director".
Muchos de nuestros hijos están muy lejos, en extraños y lejanos mundos. Muchos les extrañamos, pero siempre que perdemos un hijo, llega otro que ocupa ese vacío. Ahora es un poco más fácil comprender a mis hijos, Ahora tengo más experiencia como madre, pero sé que me falta muchísimo para lograr que ellos sean mejores. Muchos personajes conocen a mis hijos y me siento muy orgullosa cuando esas personas se llevan un recuerdo de ellos y lo conservan en el corazón.

Publicar un comentario

Bienvendio a la Casa Teatro de Popayán

Gracias por comentar en el nuestro blog. Es muy imporante para nosotros saber que piensas sobre nuestras actividades. Escribe lo que quieras, si es una consulta te responderemos en las próximas horas.
Para comentar ten en cuenta lo siguiente.

1) Siéntete libre de escribir lo que quieras.
2) Procura no escribir todo en mayúsculas.
3) Deja un link de contacto si quieres información personalizada.
4) Procura escribir de manera clara para que podamos leer tu mensaje.

¡Gracias por comentar!